Cuidado de tus lentes

Limpieza de tus lentes.

     - Utiliza la Solución de Limpieza para cristales ópticos.

     - Seca tus lentes con el paño de microfibra que se entrega junto a tus lentes.

     - Evita que tus lentes entren en contacto con detergentes y productos de belleza, estos pueden ser muy dañinos para los cristales y tratamientos asociados.

Correcta manipulación.

     - Siempre que te coloques o retires tus lentes utiliza las dos manos para así evitar presiones disparejas, que finalmente ocasionen daño.

     - Guárdalos siempre en su estuche para evitar que los lentes sufran algún tipo de presión o roce que los deteriore.

     - No se ponga los lentes en la cabeza, esto los puede desajustar y afectar en el porte de ellos (el uso).

¿Cómo cuido mis lentes de contacto?

Los lentes de contacto se consideran un dispositivo médico y deben tratarse como tal, para reducir el riesgo de lesiones oculares e infecciones.                                                                                                                     

     - Lávate las manos con jabón suave, enjuaga completamente y sécate las manos con una toalla sin pelusas antes de manipular tus lentes de contacto.

     - Usa las yemas de tus dedos para manejar tus lentes y siempre mantén las uñas cortas.

     - Utiliza siempre una solución de lentes de contacto que no haya caducado.

     - Asegúrate de que la punta del frasco de la solución no toque ninguna superficie. Mantenga la botella bien cerrada cuando no la esté utilizando.

     - Limpia tus lentes de contacto después de cada uso.

     - Limpia tu caja de lentes de contacto todos los días y si puedes, cámbiala cada tres meses. 

ÓPTICAS SCHILLING © 2021 - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.